Espectadores: Lanzamiento «Contra el Viento» de Resilience

El pasado Viernes 30 de Junio, y luego de estar más de seis meses disponible en el mercado, Resilience hizo la presentación oficial en sociedad de «Contra El Viento«, el más reciente larga duración del cual ya hemos hablado bastante y a estas alturas no requiere ninguna presentación. La velada contó con la presencia de los porteños, Neogenesis, que hicieron lo propio promocionando su último trabajo, «Desde Las Cenizas” y hoy les contamos cómo estuvo el evento.

El cotejo, que se realizó en la Sala SCD del Mall Plaza Vespucio en la capital, en donde una pequeña cantidad de gente estuvo haciendo la fila esperando la apertura de sus puertas, se dio inicio muy apegado a la apertura de puertas, solamente a un poco menos de 15 minutos se dio inicio al evento que abrió la banda nominada a los Premios Escuchar, en la categoría «Mejor Disco de Heavy Metal«, Neogenesis.

Luego de la introducción, los oriundos de Valparaíso iniciaron la jornada con [tema 1] que de entrada mostró las cualidades acústicas del recinto (sonando bien desde el inicio y mejorando el sonido a medida que tocaban) y la ‘lata‘ de los aproximadamente 40 asistentes en ese momento estuvieran viendo a la banda sentados.

Por la parte musical, Neogenesis dio una presentación correcta. En lo instrumental era esperable que por lo bajo tocaran bien las canciones y que mostraran toda su calidad durante tandas instrumentales, lo que sorprendía era su vocalista, Daniel Sandoval, y sus agudos que los realizaba con holgura y sin desteñir en ninguna de las canciones, alejando cualquier idea de que está lejos de ser una voz que funciona solamente en estudio, sino que en vivo también rinde con creces. Aunque la voz tendía a desaparecer a veces, es fácilmente atribuible a la posición en que uno se encontrara.

Por otra parte hay un punto en que la banda quedó al debe, que fue un poco el uso del escenario. Si bien es habitual que en muchas tocatas el escenario sea bastante estrecho para las bandas, el de la SCD daba más espacio para moverse de un lado a otro, se le vio a su guitarrista muy estático en su posición, moviéndose de ahí muy de vez en cuando. Nadie anda pidiendo que haga piruetas, pero pasearse con mas frecuencia y comodidad le hace bien a la banda cuando está en vivo. Como nota aparte de los puntos bajos, también fue el cover a la introducción de Cachureos, que como para dar la sorpresa o hacer una sección chora y graciosa la idea e intención era buena, pero el resultado no lo fue tanto, ya que la interpretación se percibió más seria y quebró cualquier intención de dejarnos diciendo entre risas «oh, los locos jugosos!«.

Otro de los aspectos que dio gusto fue durante la presentación de Neogénesis la presencia de público casi de duplicó y que éste recibió bien y coreó con muchas ganas las canciones de la banda. Siempre es un agrado ver cuando la gente asistente hace notar que van a ver tocar a una banda que realmente les gusta.

Cuando el reloj pasó de las 9 de la noche se apagan las luces y comienza a reproducirse una pista de introducción, bien dramática por lo demás, para acompañar el ingreso al escenario de los miembros de Resilience, en medio de las alabanzas y aplausos del público, que en ese momento casi llenó la SCD, para dar la presentación en sociedad del disco ganador de la categoría «Mejor Disco Heavy Metal» de los Premios Escuchar, lanzado al mercado el mes de Diciembre del 2016, pasando también por parte del material de álbumes anteriores.

Terminada la pista introductoria empieza la primera canción de la noche, «Fragmentos«, que para bien, para mal, para lo que sea, dejó en evidencia una serie de carencias que el cuarteto tendría que trabajar para una próxima ocasión, dado que perjudicó la presentación de una de las mejores canciones del álbum. ¿A qué carencias nos referimos? Una segunda guitarra para acompañar los solos, un tecladista y que alguno de los integrantes realice las segundas voces para que no tengan que usar pistas para ambos, y – aunque parezca un detalle – que en general haya más movimiento en el escenario (sin contar al vocalista).

Por fortuna a partir de la segunda canción de la noche, «Sombras en Silencio«, lo dicho en el párrafo anterior comenzó a pasar al olvido en donde la interacción con el público fue vital, de quienes una buena porción coreaba dicha canción a viva voz, cuento similar con la que le siguió, «Testigo De Nada«, en donde la banda terminó de afirmarse y de ahí en adelante solamente se le puede lanzar flores a Resilience en lo que demostró ser, sin exagerar, un show enorme.

Destacable, por sobretodo, fue el desempeño en el escenario de su vocalista, Nasson, que se le vio muy cómodo desplazándose en el escenario, interactuando con el público entre canciones, y mostrando su calidad vocal a medida que avanzaba la noche, incluyendo el (accidentado) dueto con Leo Cohl en «Desiertos» y el relato acerca de la importancia de este lanzamiento para la banda. También hay que darle el reconocimiento que se merece a la sección del solo de guitarra de Felipe Valdez, llegando al final del evento, momento que más tarde contara con un invitado especial, el guitarrista de Neogenesis, Ricky Martin Ricardo Martinez, con quien realizó una pequeña batalla de guitarras.

Luego de casi hora y media de show se baja el telón de una noche tremenda. Muy buen sonido, calidad musical de las bandas, el público prendidisimo con Neogenesis y Resilience (a pesar de la incomodidad de estar sentados), y de igual manera con tareas para la casa.

Comentario: Juan Eduardo Lagos
Fotos: Próximamente.

Agradecimientos a Resilience por la invitación.

Deja un comentario

Social profiles